Siento unos celos incontrolables… ¿Qué hacer?

celos

 

Con seguridad te ha pasado alguno de los siguientes acontecimientos en tu vida: molestia porque

tu pareja es muy amable con algún amigo o amiga, envidia con algún compañero de trabajo

debido a las supuestas preferencias del jefe, ira ocasionada porque las cosas no te salen tan bien

como a tu vecino. En todos los casos existen unos celos por las personas cercanas a tu entorno

familiar, laboral o del vecindario, generado por un sentimiento de peligro por perder lo que has

ganado o lo que crees que te mereces, relacionado con tu pareja, el puesto de trabajo o tu vida en

general.

¿En realidad qué son los celos?

 

Los celos son un sentimiento que resulta de haber racionalizado una emoción. En el caso de los

celos amorosos, tu sientes que tu pareja sonríe mucho con otra persona y eso te lleva a pensar o

racionalizar que ya no te van a querer lo mismo o que se pueden separar de ti o que vas a perder

la relación tan bonita que mantenías. La racionalización de esta emoción de incomodidad o de

miedo se convierte en celos hacia tu contrincante en la relación de pareja.

 

En lo que respecta a los celos laborales o profesionales, al ver que tu jefe realiza gestos cordiales

con algún compañero, puedes pensar que le va a favorecer en un futuro ascenso y por ello surgen

los celos, matizados con un poco de odio y envidia. Tu mente es tan poderosa que utilizas la

imaginación de la peor manera, pensando un escenario catastrófico que la gran mayoría de las

veces nunca va a acontecer.

 

¿Cómo afectan los celos en tu desarrollo y relaciones?

 

Los celos infundados hacen que tu estado de ánimo decaiga, te distraigas pensando en hechos

futuros que no van a ocurrir, disminuya tu desempeño y hasta se te dificulte descansar. Las

relaciones infectadas de celos se afectan, porque la desconfianza generada por los celos

impide llevar una comunicación fluida y cordial. Cuando tienes celos de tu pareja comienzas a

preocuparte por cualquier detalle así sea insignificante, el cual magníficas para convertirlo en un

problema y amenaza. Lo mismo ocurre en tu trabajo cuando sientes celos de tu compañero, con

quien difícilmente podrás trabajar en equipo y ser cordial.

¿Existe algo bueno en los celos?

 

Los celos te alertan y ponen tus sentidos más agudos y sensibles. Si utilizas este acontecimiento

para bien, podrás utilizarlos como una motivación para ser mejor, superarte, ser más servicial y

atento en las relaciones. Pero si en cambio, dejas que los celos te agobien y se transformen en

odio o envidia, perjudicarán tu desempeño y las relaciones.

¿Cómo controlar los celos?

 

Cuando reconoces que los celos son producto de tu pensamiento, para manejarlos necesitas

cambiar tu forma de pensar. Es cuestión de actitud hacia la vida, puedes dejar que tu mente

genere ideas negativas o positivas. Deja que el pasado ocupe su lugar y no afecte el presente, ya

que por el hecho de que alguien te haya engañado en el pasado no significa que lo hagan ahora

y se repita la escena. Se optimista y piensa siempre lo mejor de los demás, no creas que te van a

engañar o perjudicar. Atrévete a confiar en ti mismo y en los demás, si logras que tu autoestima

se eleve, los celos disminuyen en igual proporción. Cuando te sientas cargado de emociones

negativas, libéralas a través del ejercicio, en lugar de dirigir tu mala energía hacia tu entorno y

personas que se encuentran cerca de ti.

Como hablar en Público-CERTIFICACION

Si sientes celos, analiza la situación y la realidad, porque generalmente haces suposiciones

equivocadas y exageradas, basadas en tu propia desconfianza y baja autoestima, la influencia de

experiencias negativas del pasado, y escenarios ficticios al estilo de novelas los cuales creas en tu

mente.

[wp_connect_comments href=”http://seminarios.com.mx/siento-unos-celos-incontrolables-que-hacer/” width=”600″ num_posts=”6″ colorscheme=”light” /]