Aprender a amar tu actividad y desarrollar la pasión

Sonrisa lider oratoria

El líder, conferencista, motivador y en general el trabajador que desea ser exitoso en su actividad,

comienza por amarse a si mismo, amar a los demás y amar lo que hace. Al hablar en público, la

gente detecta en forma instantánea si el Orador disfruta con el tema y con compartir el contenido,

si tiene un verdadero sentido de servir y satisfacer las necesidades de su público, si es alegre y

transmite con pasión su felicidad.

 

Agradecer y ser agradecido:

 

Para aprender a amar tu actividad debes primero apreciar tu labor, ser agradecido con tu vida

y las oportunidades que se te brindan, entender tu misión en el verdadero valor de servir y

hacer algo por la gente y tu entorno, disfrutar con lo que eres y tienes, lograr que tu trabajo y

tus aficiones encuentren un mismo destino. Cuando hablas en público con amor, la gente te

agradecerá tu gesto brindándote también amor.

 

Tener objetivos y retos:

 

Para desarrollar tu pasión debes siempre tener retos que te motiven a alcanzar y superar,

levantarte todas las mañanas optimista y alegre, entregarte a fondo a tu actividad y enfocarte con

todo tu empeño en el logro de resultados. La pasión al hablar en público se expresa irradiando

energía, lo cual facilita que la gente se vincule a tu contenido y escuche con atención.

 

El carisma es la suma de amor y pasión:

 

Cuando el amor y la pasión se unen, aflora de manera natural tu carisma, el cual se proyecta en

la gente y el entorno en forma de atracción. Cuando observas a cientos de personas admirados

ante la presencia de su ídolo, al cual le escuchan con atención y sin parpadear, es porque ven en

el personaje la suficiente atracción y carisma.

 

El carisma se desarrolla cuando amas tu vida y todo el paquete de cosas buenas y malas que

vienen con ella, tienes una alta autoestima y te valoras a pesar de los inconvenientes que se te

presenten, eres capaz de motivarte y sacar una sonrisa a pesar de las dificultades, porque eres

optimista por encima de todo, viendo el lado positivo de toda situación.

 

Ser optimista:

 

El amor florece cuando aprecias las cosas desde los pequeños detalles, siempre encuentras

un mejor mañana, tienes fe y esperanza, encuentras en las interacciones con las personas una

oportunidad para dar y recibir, y eres agradecido con el protagonismo y rol que has escogido

libremente. Hablar en público es un medio de comunicación que te brinda la gran oportunidad de

dar y recibir, sirviendo y obteniendo logros.

 

Cuando se menciona que la pasión es el requisito previo para realizarte plenamente, se refiere

a que el deseo es el motor que te lleva a la consecución del éxito. El líder reconoce que en su

camino encontrará dificultades las cuales podrá superar apoyado en su pasión, la cual le da

energía, capacidad, constancia, esfuerzo, foco y mejor desempeño.

 

Mira dentro de ti:

 

La pasión se encuentra dentro de ti mismo, por lo que no debes salir a buscarla afuera. Se nutre

de hacer lo que te gusta, de los recuerdos exitosos, de las recompensas que obtendrás, del placer

de servir y obtener resultados. Encuentra qué es lo que más te gusta hacer, en donde te sientes

pleno, las cosas que te motivan, y allí muy cerca se encontrará la fuente de la pasión. Si hablar en

público te motiva y sirve de medio para cumplir tu misión y deseos, entonces proyecta esa misma

pasión cuando te diriges a la gente.

AD-CERTIFICACION

Es cuestión de Actitud:

 

El amor se aprende y se cultiva valorando, apreciando, entregando, reconociendo, y actuando con

buenas intensiones. Cuando valoras tu trabajo, aprecias a las personas, reconoces tus bondades,

y actúas siempre dando lo mejor que tienes para brindar en cada momento. El amor te regocija y

te produce placer, así que ¿por qué no transmitir siempre amor, en lo que haces?

La pasión permite mejorar tu desempeño y lograr cosas que parecían imposibles. Porque te llenas

de energía extra para emprender tus proyectos. Hablar en público con pasión le añadirá poder y

energía a tus palabras, llegando con más fuerza a la gente.