Aprender a escuchar y sus múltiples beneficios

Aprender a escuchar y sus múltiples beneficios

Listening

Cientos y miles de consejos recibes a diario para aprender a comunicarte con propiedad y

hablar en público. Por ejemplo, lo que debes tener en cuenta para manejar la voz con la fuerza y

entonación adecuada, el tipo de mensaje y la profundidad del mismo de acuerdo con la audiencia,

los movimientos de tu cuerpo y lenguaje no verbal. Pero poco se habla de la importancia de

escuchar y la manera de hacerlo, fundamental para mejorar la comunicación y el vínculo en las

relaciones.

 

Simular que se está escuchando:

 

Se cree que escuchar es simplemente oír o intentar demostrarlo cuando miramos a la otra

persona y hacemos el papel de estar poniendo atención. De vez en cuando movemos la cara

y asistimos como si estuviéramos de acuerdo con el mensaje que estamos recibiendo, pero

la verdad es que seguimos pensado en nosotros mismos, y en realidad nos mantenemos

escuchando nuestra voz interior.

Es lo que ocurre cuando al hablar en público nos concentramos

en nuestro mensaje sin percibir y escuchar lo que el público tiene para decirnos.

Responderse a si mismo sin escuchar a la otra parte:

 

Muchas veces realizas una pregunta pero en realidad sólo deseas responderla tu mismo.

En lugar  de escuchar con atención la respuesta de la persona a la que le haces la pregunta, tu mismo

das la respuesta mentalmente, y sólo se trata de una falsa cortesía compartirla con un tercero.

Lo único que logras con este engaño es perderte la oportunidad de entender las verdaderas

necesidades de tu cliente o compañero o amigo o espontáneo.

 

Cuando realizamos una pregunta a la audiencia al hablar en público debemos tomarnos el tiempo y espacio para escuchar si el tema

se entiende o debemos ajustarlo.

 

AD-CERTIFICACION

Anticiparse a la respuesta escuchando parcialmente:

 

Ocurre con frecuencia que en lugar de escuchar con atención y el tiempo suficiente a la otra

persona, nuestra mente anticipa y supone lo que el otro va a decir, porque tenemos unos

estereotipos que nos llevan a concluir un mensaje, sin ser realidad. Es el caso, cuando en una

exposición suponemos lo que desean y necesita el público objetivo, sin sondearlo previamente

y escuchar sus reales inquietudes a resolver.

 

En marketing existe la premisa de no suponer y en

lugar de ello preguntar, a lo cual deberíamos adicionar, escuchar con atención.

 

Escuchar con la intención de hacerlo:

 

Para escuchar realmente debes primero tener la intención de hacerlo.

No escuchar por

compromiso o porque está bien visto. Debes comprender que la comunicación se completa y

perfecciona cuando se escucha y se recibe retroalimentación.

No cuando se dan órdenes y

mensajes en una única dirección. Cuando te dispones a hablar en público debes realizar la tarea

de averiguar el perfil y necesidades de tu audiencia, y en el evento debes poner tus antenas

para escuchar los mensajes verbales y no verbales de la gente, en todo momento, incluso en el

refrigerio o descansos.

Escuchar por turnos:

 

Cuando todos hablan al tiempo, ninguno escuchará al otro. La mayoría de las veces sentimos

que debemos expresarnos tan pronto se nos ocurre la idea o la réplica, sin darle la oportunidad

a la otra persona a que se explique y termine su argumento. Pareciera que nos encontramos

en una batalla en donde sólo debe existir un ganador.

Debes aprender a escuchar por turnos,

registrar tus ideas en un papel para no interrumpir el mensaje y esperar el momento para agregar

y complementar. Al hablar en público debes dejar unos espacios para que la audiencia se exprese

libremente sin interrupciones.

 

Hablar en publico

Escuchar los mensajes no verbales:

 

Tan pronto ganas consciencia de que los mensajes no verbales son más auténticos, sinceros,

espontáneos y profundos. A partir de este momento desarrollas tus sentidos para percibir,

observar y escuchar tu entorno con atención y sin juzgar, dedicación y verdadero deseo de de

entender y servir.

Cuando entiendes y aprendes a escuchar a las personas con las cuales te comunicas, sea

individualmente o al hablar en público, tu vínculo con las personas aumentará, la fluidez de la

interacción se logrará, los objetivos se alcanzarán para todas las partes.

 

Hablar en publico

 

[wp_eStore_buy_now_fancy id=5]