COMO DETECTAR UNA MENTIRA

 

thoughtful man

La frase “más rápido cae un mentiroso que un cojo” nos indica el poder de la mentira y lo difícil

que es ocultarla debido a la cantidad de medios de expresión que se encuentran en el cuerpo.

 

“Ningún mortal puede guardar un secreto.
Si sus labios callan, parlotea con las yemas de los dedos;
se delata a través de todos los poros”

Sigmund Freud

 

¿Cómo detectar una mentira? A través de los ojos, la frente, la cara, las manos, los pies, la voz, la nariz la información brindada en las respuestas, el movimiento y postura del cuerpo en general. ¿En todas las personas se detecta igual la mentira? No, porque depende de la cultura y el entorno que influya en la persona, para ser más o menos expresiva emocionalmente.

En la cultura latina podremos observar algunos elementos que nos permitan entender cuando un individuo nos esta mintiendo.

 

Señales de mentiras

 

Como hemos dicho el lenguaje no verbal se tiene que leer en contexto de tiempo lugar y momento para poder identificar una mentira. Indiscutiblemente las señales son patrones de conducta que cuando se repiten nos confirman el modo de operar del cerebro.

Una persona que esta dando un argumento y se toca la nariz o parte del rostro. (Señal de mentira)

Un individuo que no puede mantener la mirada a los ojos de su interlocutor (Señal de mentira) dicen que los ojos son las ventanas del alma.

Todos cuando decimos una mentira nuestras pupilas cambian de tamaño.

Cambio de color en el rostro o sudación excesiva y sudor en la manos son señales que deberemos de evaluar al detectar mentiras.

 

AD-CERTIFICACION

 

La mentira se expresa con variadas tonalidades:

 

Existen culturas como las Orientales en donde debido a su disciplina y educación han establecido

diferencias entre el hombre y la mujer para expresarse en público, que les convierte en más o

menos controladas o libres para mostrar sus emociones, influyendo por supuesto en la detección

de los sentimientos y de las mentiras, en este caso en particular.

Evitar que el miedo o inseguridad se confunda con mentira:

 

¿Cual es la utilidad de aprender a detectar mentiras? Al hablar en público debes evitar por todos

los medios transmitir una imagen en donde las mentiras estén presentes, porque la confianza y

credibilidad son fundamentales para que te crean y te escuchen, se motiven a actuar y se dejen

influir. Esto implica aprender a manejar los ojos, la voz, las manos, las palabras y el cuerpo.

Porque los mensajes no verbales y la misma palabra delatarán la mentira o inducirán a la gente a

pensar que estás mintiendo así no lo sea, que es aún peor.

 

El líder debe transmitir confianza:

 

El mentiroso no tiene nada que perder porque deliberadamente así lo ha decidido. Pero el líder no

puede darse el lujo de que le crean mentiroso o genere una impresión equivocada, simplemente

porque no sabe utilizar las técnicas de la comunicación, el lenguaje no verbal y no aplica todo

su poder convincente al hablar en público. Por ejemplo, si no miras a los ojos de las personas, si

tu cuerpo al exponer se encuentra muy rígido, si tu voz es muy baja y temblorosa, si el miedo lo

transmites con contenido no verbal que induce a la gente a pensar que estás diciendo mentiras.

El entorno difícil puede inducirnos a la mentira:

 

Cuando entras inseguro a una reunión o tu autoestima se encuentra disminuida, el entorno es

conflictivo o alguien en especial te hace un comentario agresivo, la respuesta natural es que

te pongas nervioso, tu voz se corte, la mente se desenfoque de tu objetivo de la reunión, tus

movimientos del cuerpo y actitud no coordinen, y se cierre tu disposición a participar.

 

Superarse y mostrar el poder:

 

Si logras superar ese ambiente negativo no permitiendo que los hechos aislados cambien tu

comportamiento e imagen, esto sería perfecto, pero si en vez de ello, tus manos se cierran en

forma de puño y tu postura del cuerpo se vuelve desafiante hacia el público, perderás el contacto

y vínculo con el resto de personas, afectando tu impacto y credibilidad. Recuerda que unas manos

cerradas o unos labios apretados pueden transmitir que estás mintiendo en lo que dices, así no

corresponda a la realidad. Lo importante no es sólo ser sino parecer.

 

Mentira total y parcial:

 

Las mentiras pueden abordarse desde dos puntos de vista: la mentira total o la parcial por omisión

de contenido. En este segundo caso, se refiere a las mentiras piadosas, en las cuales no cuentas

la verdad para no afectar al interesado. Un ejemplo podría ser, la encomienda que te realizan en

la empresa para motivar a la fuerza de ventas para que mejoren en su desempeño, y te advierten

que van a despedir a la gran mayoría, si no cumplen las metas comerciales en los próximos

meses. En tu mente existen dos temas que entran en conflicto, el deseo de comunicar optimismo

y al mismo tiempo la necesidad de evitar que se enteren que se encuentran en la mira para ser

despedidos de su puesto de trabajo. ¿Qué harías?

 

Aprender a ocultar la mentira piadosa:

 

Es imposible poder ocultar la mentira , así que mejor te recomiendo nunca intentes engañar a los demás,

dicen, que la verdad nos hará libres, pero sobre todo la verdad nos convierte en líderes auténticos en

búsqueda de la verdad.

No te confundas las personas mentirosas tarde o temprano son descubiertas y los líderes honestos siempre serán recompensados.

 

“Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja”.
Sófocles

 

[wp_connect_comments href=”https://seminarios.com.mx/como-detectar-una-mentira/” width=”600″ num_posts=”6″ colorscheme=”light” /]