A quien debes aprender como Orador

View From Behind As CEO Addresses Meeting In Boardroom

Oradores reconocidos como Péricles o Demóstenes en la antigua Grecia, educadores,

motivadores, intelectuales, conferencistas, estadistas, políticos, influyentes, artistas y

profesionales de marketing de todo el mundo, han aprendido unos de otros para perfeccionar su

técnica y encontrar su individualidad.

Decir que Abraham Lincoln era un optimista, Kennedy proyectaba un atractivo y energía peculiar,

Reagan lograba conectarse y llegarle a la gente así como lo hacia el Pablo Juan Pablo II, y en

la época actual nadie duda del poder y cercanía de Obama para ser convincente y capturar las

mentes y corazones de sus seguidores.

Comunicación verbal y escrita:

Muchos Oradores complementan su actividad y fama al hablar en público con la comunicación

escrita a través de libros que han llegado a convertirse en verdaderos bestsellers y el

posicionamiento de frases célebres por su sabiduría cotidiana. Para mencionar tan sólo unos

ejemplos, se encuentra el motivador Zig Ziglar, Anthony Robbins en Superación Personal, Wayne

Dyer en la Psicología y Autoayuda, Stephen Covey en Liderazgo y Efectividad empresarial, y así

podríamos seguir con cientos de expertos comunicadores incluyendo importantes figuras Latinas y

de todo tipo de nacionalidad.

Líderes y figuras no te faltarán, a quienes aprender para seguir tu propio camino como experto

Orador, proyectando al hablar en público: magnetismo e influencia, credibilidad y distintivo,

personalidad y verdadero deseo de servir. Sin embargo, al primer líder que deberás seguir con

detenimiento y entusiasmo, serás tu mismo. Porque se convertirá en la mejor forma de seguir

creciendo.

• Debes aprender a expresar contenido y emociones, no sólo simples palabras. Para lo cual

sincronizarás el lenguaje verbal con el no verbal, e irás más allá logrando que tu mensaje surja

desde tu interior del alma, con convencimiento y pureza.

• Debes producir con tus actuaciones mucho placer y agrado, tanto para el destinatario como para

ti mismo como emisor de mensajes. Nunca agredirás con palabras inoportunas o irrelevantes,

siempre serás consciente del punto de partida de cada interlocutor para añadir más valor.

• Serás respetuoso de tu audiencia y de tu profesión al hablar en público, llegando a cada evento

con mejor preparación, lo cual implica disciplina y trabajo, actualización y conocimiento de todo

lo que te rodea, incluyendo el perfil de cada persona y el escenario.

• Utilizarás la respiración como fuente de relajación y en la emisión de sonidos vocales. No

te mostrarás exhausto y con jadeo pero tampoco aburrido y perezoso, eliminarás la tensión

presente en cada parte de tu cuerpo para mostrarte confiable y relajado, recordando que la

respiración oxigena tu cuerpo y tu mente, tu expresión y comunicación.

• Trabajarás para mostrarte natural y espontáneo, al comunicarte y hablar en público. Porque en

este estado y postura, dejarás ver tu verdadero ser y valor. Observa las películas y vídeos sin

sonido para detectar el mensaje no verbal, los gestos y expresiones.

Mirarte al espejo:

Para convertirte en tu propio guía y personaje a seguir, utilizarás el espejo como herramienta

de progreso. Nadie mejor que tu mismo para decirte lo que ves, las verdades y defectos,

mejoramientos y logros. Mutarse al espejo no es sólo para peinarse por las mañanas sino un

hábito de los más grandes Oradores, del cual no puedes faltar tú.

Como hablar en Público-CERTIFICACION

Tu puedes aprender como Orador de grandes figuras y motivadores, expertos en su campo,

en plena acción cuando hablan ante el público. Pero en especial, debes dedicarte y enfocarte

a aprender de ti mismo, tus reacciones y propias motivaciones, aspectos a seguir mejorando e

identidad propia que poco a poco irás obteniendo.